Reconstrucción del lóbulo de la oreja (lobuloplastía)

Una de las cirugías estéticas de orejas más comunes es la de la reparación del lóbulo de las orejas. Este se puede romper o rasgar debido al uso frecuente de aretes muy pesados, o el uso de expansiones que van agrandando el orificio, algún piercing en la oreja en una posición incómoda o también por la presencia de algún trauma. Afortunadamente existe un procedimiento simple y eficaz que puede resolver estos problemas.
La mayoría de los casos de lóbulos de las orejas desgarrados se pueden corregir de forma segura a través de delicadas técnicas quirúrgicas de reparación. Este procedimiento puede ser llevado a cabo de forma rutinaria y sin ocasionarle ninguna molestia al paciente, utilizando anestesia local o sedación opcional. Se deposita una pequeña cantidad de lidocaína para adormecer el área donde se va a trabajar, se corta el lóbulo para después proceder a coserlo totalmente.
Esta cirugía es ideal para pacientes que presenten las siguientes condiciones:
⦁ Desgarro total o parcial del lóbulo de las orejas.
⦁ Lóbulos hipertróficos o atróficos. (muy grandes o muy pequeños)
⦁ Pacientes que decidan quitarse alguna expansión o piercing en la oreja.
⦁ Algún traumatismo en el lóbulo de la oreja.