Lifting facial (ritidoplastía)

La ritidoplastia se conoce muchas veces en el argot popular con los nombres de rejuvenecimiento facial, levantamiento facial o estiramiento facial. Este procedimiento elimina el exceso de piel de la cara, reposiciona  los tejidos profundos y corrige los ángulos faciales que podrían estar alterados por efectos de la gravedad.
Es importante tener en cuenta que la ritidoplastia no detiene el proceso de envejecimiento facial, este proceso es imposible de detener y sólo se logra ocultar o disimular cuando el exceso de piel se elimina, se reposicionan los tejidos profundos y se suavizan las líneas de expresión (arrugas), recreando de nuevo los ángulos correctos del rostro.
Las estadísticas demuestran que este procedimiento se ha convertido en uno de los más populares entre los hombres y las mujeres de todo el mundo, con el objetivo de corregir los rasgos del envejecimiento de los rostros, que aparecen con el paso del tiempo. Existen varios factores que van a provocar un deterioro de la piel de la cara tales como: el estilo de vida, los rayos solares, el viento, la dieta de la persona, las cremas que utilice y la genética. Cuando el rostro ya no refleja un espíritu juvenil, entonces las personas empiezan a buscar soluciones. El levantamiento facial es conocido como el verdadero método para rejuvenecer la apariencia.
Con este procedimiento el Dr. Nicolai G-Joija puede lograr rejuvenecerte hasta casi 15 años, dependiendo de la edad en que te lo realices. La ritidoplastia elimina la flacidez cutánea, tonifica los músculos del rostro y del cuello, eleva las mejillas, mejora el doble mentón o “cachetes caídos”; corrige la caída del mentón y la papada. Te verás evidentemente más joven y tu rostro se verá firme y fresco, recuperando aquellos años en que la piel lucía mejor.