Toxina botulínica tipo a (Botox)

Toxina botulínica tipo A
(Botox)

Se conoce regularmente como toxina botulínica tipo A, es un medicamento diseñado que atenúa el movimiento de los músculos de la cara haciendo que las líneas de expresión sean menos visibles. Estas líneas de expresión se producen por acciones mecánicas en los gestos de la cara. Las líneas se hacen más evidentes en personas mayores de 30 años.

La duración del botox para pacientes que se lo aplican por primera vez es de 6 meses, en su segunda aplicación les dura de 6 a 8 meses y en su tercera aplicación el botox les dura de 8 a 10 meses. Esto sólo se garantiza si la persona es constante en sus aplicaciones.

Una de las ventajas del botox es que es un procedimiento que no requiere de incapacidad y que a partir del segundo día el paciente ya puede empezar a ver los resultados. Una vez aplicado el botox se atenúan las líneas de expresión y en algunos casos el botox actúa como método preventivo para que las líneas de expresión aumenten.

Realizarte este tratamiento toma solo unos minutos y no requiere anestesia. El Botox® se inyecta con una aguja fina en los músculos específicos que queremos relajar y por lo general empieza a hacer efecto entre el segundo y  tercer día; en una semana habrá alcanzado el 75% del efecto y en los 7 días siguientes el 100%. Dos semanas  antes del tratamiento debes suspender el uso de medicamentos como aspirina y antiinflamatorios, para reducir el riesgo de hematomas.

Su principal ventaja y beneficio del BOTOX es que gracias a la aplicación de este tratamiento se logra tener una apariencia más rejuvenecida, sin tener que pasar por ningún procedimiento quirúrgico. Además, su efecto es de duración prolongada, por lo que no será necesario tener que repetir este tratamiento con regularidad.

).

Antes y después

No Quirúrgicos

CONTÁCTENOS