Corrección de cicatriz queloidea

Corrección de cicatriz queloidea

Cicatrices y queloides Eliminar o borrarlas es históricamente asociado al cirujano plástico para su adecuado tratamiento. Los queloides son cicatrices muy gruesas que crecen más allá de los límites de la incisión o herida. Son frecuentemente rojas o más oscuras de color que la piel que las rodea. Los queloides ocurren cuando el cuerpo continúa produciendo la proteína fibrosa conocida como colágeno una vez que la herida ha curado.

Los queloides pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Pero son más comunes en el tronco, lóbulos de orejas y hombro. Ocurren más frecuentemente en paciente de piel oscura que en aquellos que tienen una piel clara. La tendencia a desarrollar queloides disminuye con la edad.

No importa que tratamiento se emplee, los queloides tienen una alta tendencia a aparecer de nuevo, algunas veces incluso más grandes que antes. Para tratar de evitar esto combinamos la remoción de la cicatriz con la inyección de esteroides, la aplicación directa de esteroides durante la cirugía u otras medidas. También podría llevar una prenda de presión o un apósito de silicona sobre la herida durante un año. Aun así el queloide podría volver a aparecer, requiriendo nuevos tratamientos cada pocos años.

El queloide se comporta como un tumor, duele, pica, está caliente, rojo y crece más allá de límites de la cicatriz inicial. El mejor consejo según el Dr. Nicolai G-Joija es que  no deje que las heridas curen por si solas y busque en lo posible el especialista para un adecuado tratamiento para evitar mayores secuelas y si ya tiene este tipo de cicatrices inestéticas confié su manejo a manos de especialistas en cirugía plástica.

Antes y después

 Cirugía de Malformación Adquirida

CONTÁCTENOS