Lifting facial (Ritidoplastia)

Lifting Facial (Ritidoplastia)

La ritidoplastia se conoce muchas veces en el argot popular con los nombres de rejuvenecimiento facial, levantamiento facial o estiramiento facial. Este procedimiento elimina el exceso de piel de la cara, reposiciona  los tejidos profundos y corrige los ángulos faciales que podrían estar alterados por efectos de la gravedad.

Es importante tener en cuenta que la ritidoplastia no detiene el proceso de envejecimiento facial, este proceso es imposible de detener y sólo se logra ocultar o disimular cuando el exceso de piel se elimina, se reposicionan los tejidos profundos y se suavizan las líneas de expresión (arrugas), recreando de nuevo los ángulos correctos del rostro.

Las estadísticas demuestran que este procedimiento se ha convertido en uno de los más populares entre los hombres y las mujeres de todo el mundo, con el objetivo de corregir los rasgos del envejecimiento de los rostros, que aparecen con el paso del tiempo. Existen varios factores que van a provocar un deterioro de la piel de la cara tales como: el estilo de vida, los rayos solares, el viento, la dieta de la persona, las cremas que utilice y la genética. Cuando el rostro ya no refleja un espíritu juvenil, entonces las personas empiezan a buscar soluciones. El levantamiento facial es conocido como el verdadero método para rejuvenecer la apariencia.

Con este procedimiento el Dr. Nicolai G-Joija puede lograr rejuvenecerte hasta casi 15 años, dependiendo de la edad en que te lo realices. La ritidoplastia elimina la flacidez cutánea, tonifica los músculos del rostro y del cuello, eleva las mejillas, mejora el doble mentón o “cachetes caídos”; corrige la caída del mentón y la papada. Te verás evidentemente más joven y tu rostro se verá firme y fresco, recuperando aquellos años en que la piel lucía mejor.

Tipo de anestesia

Dos procedimientos son posibles

  • Anestesia local y sedación por vía endovenosa.
  • Anestesia general clásica, durante la cual usted duerme completamente.

La elección entre estas diferentes técnicas resultará de la discusión en conjunto entre usted, el cirujano y el anestesiólogo.

Luego de la intervención quirúrgica: cuidados postoperatorios

Es importante guardar reposo por los primeros días del postoperatorio y evitar todo tipo de esfuerzo físico.

En el transcurso de esos días, usted no deberá preocuparse por la presencia de:

  • Edema (hinchazón) que puede ser más marcado el segundo que el primer día postoperatorio
  • Equimosis (moretones) en la región del cuello o mentón.
  • Sensación de tensión dolorosa, sobre todo detrás de las orejas y en torno al cuello.

La equimosis y el edema generalmente resuelven luego de las dos primeras semanas postoperatorias. Al final del primer mes, la inflamación ha desaparecido prácticamente en su totalidad.
Las cicatrices se encuentran escondidas, hacia delante y por detrás, por el pelo. La única zona donde la cicatriz puede ser ligeramente visible es por delante de la oreja. Esta puede ser temporariamente maquillada.

Esquemáticamente usted estará:

  • al séptimo día, presentable para los íntimos.
  • al duodécimo día, presentable para los amigos.
  • a las tres semanas, presentable para enfrentarse a personas a las cuales usted no quiera hacer partícipe de su cirugía

El resultado final

Gracias a los progresos realizados y a una gran minuciosidad técnica, obtenemos frecuentemente un efecto de rejuvenecimiento apreciable, que permanece no obstante natural: la cara no tiene un aspecto de operada y ha recuperado los rasgos que solía tener diez años antes, lo que le brinda a usted un aspecto descansado y distendido.

Complicaciones posibles

Afortunadamente el postoperatorio de esta cirugía es en general simple y las verdaderas complicaciones no son frecuentes. En la práctica, la inmensa mayoría de las intervenciones evolucionan sin ningún inconveniente y los pacientes se encuentran plenamente satisfechos con los resultados.

Pero a pesar de la rareza de los mismos, usted debe conocer las complicaciones posibles:

  • Hematoma:según la magnitud del mismo, puede ser necesaria su evacuación en quirófano.
  • Infección:excepcional en este tipo de cirugía.
  • Necrosis cutánea:Consecuencia de una falta de oxigenación de los tejidos por insuficiente aporte sanguíneo. Puede requerir de una revisión quirúrgica. Más frecuente en personas tabaquistas.
  • Lesiones nerviosas:en particular la lesión de una rama del nervio facial, susceptible de acarrear una paresia o parálisis de los músculos por ella inervada.
  • Cicatrices inestéticas:de aparición y evolución imprevisibles, pueden comprometer el resultado estático del Lifting y requerir tratamiento médico diverso.

La idea no es sobrevalorar los riesgos, sino simplemente tomar conciencia que en una intervención quirúrgica, aun aparentemente simple, siempre los hay.
El recurrir a un cirujano plástico calificado le asegura a usted que este posea la formación y la competencia requeridas, para saber cómo evitar estas complicaciones, o cómo tratarlas correctamente en el caso que sean inevitables.

Antes y después

 Cirugía Facial

CONTÁCTENOS