Cirugía de Párpados  (Blefaroplastia)

CIRUGÍA DE PÁRPADOS (BLEFAROPLASTIA)

Con el tiempo, el músculo de los párpados se debilita y hace que la piel que rodea los párpados se descuelgue dificultando la visión. En el párpado inferior el exceso de piel genera arrugas y la flacidez del músculo revela bolsas imposibles de ocultar, incluso con maquillaje.

Estas Bolsas dan la apariencia de cansancio y trasnocho así la persona haya descansado adecuadamente la noche anterior. Este problema también puede aparecer en personas jóvenes dando la impresión de más edad y de agotamiento.

La blefaroplastia es el término médico utilizado para denominar la cirugía plástica que rejuvenece y reposiciona el exceso de piel y grasa localizada alrededor de los ojos, lo que comúnmente se conoce como bolsas palpebrales.

Hoy en día la cirugía de párpados es de las cirugías plásticas de mayor demanda pues sus resultados son excelentes, su recuperación es muy rápida y el costo-beneficio es muy atractivo. Todos los pacientes operados de párpados por el Dr. Nicolai G-Joija dicen que las personas conocidas los ven más jóvenes sin notar  el por qué, ni cómo lo han logrado, pues las cicatrices son casi imperceptibles y con el tiempo se difuminan.

La intervención quirúrgica

Existen gran cantidad de técnicas descriptas. Cómo regla general, podemos decir que cada cirujano utiliza una técnica en la cuál cree y la adapta a cada caso en particular con el fin de obtener los mejores resultados posibles. Podemos, sin embargo, resaltar algunos principios comunes a todas las técnicas:

Incisiones cutáneas:

  • Párpados superiores: son disimuladas dentro del surco o pliegue palpebral.
  • Párpados inferiores: en la piel a 1 o 2 mm por debajo de las pestañas.

Importante: para los párpados inferiores, en caso de ¨bolsas grasas¨ aisladas sin exceso de piel, se puede realizar una blefaroplastia por vía transconjuntival. Esto significa que la incisión se ubica en el interior de los párpados por lo que no deja cicatriz visible sobre
la piel.

Resecciones:

A partir de las incisiones realizadas, las hernias grasas inestéticas son retiradas y el excedente de piel y músculo suprimidos. A este nivel, numerosos refinamientos técnicos pueden ser aportados adaptados a cada caso en particular.

Los estigmas de la intervención se atenuarán progresivamente, permitiendo el retorno a la vida social luego de algunos días (de 7 a 14 días generalmente).

Luego de la intervención quirúrgica: cuidados postoperatorios

Generalmente el postoperatorio no es doloroso. Eventualmente puede existir un cierto grado de malestar con una sensación de tensión a nivel de los párpados, una ligera irritación de los ojos o molestias visuales mínimas.

Los primeros días se debe guardar reposo y evitar cualquier tipo de esfuerzo físico. Estos días estarán marcados por la aparición a nivel de los párpados de cierto edema y equimosis los cuales disminuirán con los consejos que el Dr. Nicolai G-Joija les sugiera.

Es necesario aguardar algunos meses para poder apreciar el resultado definitivo de la intervención quirúrgica. Este es el tiempo necesario para que los tejidos recobren su suavidad y para que las cicatrices se hayan atenuado al máximo.

La cirugía habrá permitido corregir la laxitud cutánea y las ¨bolsas grasas¨, modificando así el aspecto de fatiga en la mirada.

Los resultados de una blefaroplastia se encuentran entre los más durables de la cirugía estética.

Antes y después

Cirugía Facial

CONTÁCTENOS