Reducción de mamas en hombres (Ginecomastia)

Reducción de mamas en hombres (Ginecomastia)

Aunque se habla muy poco del tema, los senos masculinos de un tamaño mayor al normal, una afección que se denomina ginecomastia, es una afección común que afecta a aproximadamente el 40-60% de los hombres. Si usted es un hombre que siente timidez por sus senos grandes, anímese y consulte al Dr. Nicolai G-Joija. Él podrá ayudarlo con una cirugía de reducción de senos. Por medio de la cirugía de reducción de senos masculinos se elimina el exceso de grasa y tejido glandular de los mismos, dando como resultado un seno más plano y más firme.

Uno de los principales beneficios de la cirugía correctiva para la ginecomastia es que mejora el aspecto de tu cuerpo y cambia tu calidad de vida al ayudar a desaparecer los problemas de autoestima y confianza que te pueden llegar a generar el tener un pecho de aspecto femenino.

En los jóvenes esta condición puede llegar a ser socialmente devastadora, pues es una fuente de estigmas y bromas crueles en el ambiente escolar.

La corrección quirúrgica de la ginecomastia, conocida como reducción de mama masculina, puede eliminar el problema y ayudar, tanto a niños como a jóvenes, a recuperar su autoestima. Ofrece un pecho más proporcionado y firme, ayudando a devolverte la auto-confianza y haciéndote sentir mejor.

Indicación

La cirugía de la ginecomastia es una de las más frecuentes realizadas en los varones, ya que suele dar una apariencia femenina del torso, y en ocasiones se acompaña de molestias. Antes de ser sometido a esta intervención quirúrgica es fundamental realizar un correcto diagnóstico, ya que el tratamiento idóneo dependerá de ello. Como norma general siempre hay que descartar que la ginecomastia sea secundaria a fármacos, drogas, o consecuencia de alguna enfermedad subyacente. Para ello una correcta historia clínica, estudio analítico y ecografía pueden ser de gran utilidad. Una vez descartado esto podemos confirmar el diagnóstico y recomendar la cirugía.

Tipos de cirugía

Dependerán del tipo de ginecomastia que presenta cada persona. Generalmente si se trata de una ginecomastia dolorosa nodular en ausencia de excesos de grasa localizada estará indicada la extirpación local de la lesión dura retroareolar. Dicho procedimiento se realiza bajo anestesia general o sedación, con una incisión en la hemiareola inferior por donde se extirpa el nódulo duro, realizando posteriormente una sutura intradérmica para minimizar la cicatriz final. Se trata de un procedimiento sencillo, ambulatorio, poco doloroso y con escasas complicaciones. No precisa generalmente vendajes ni fajas, y solo en ocasiones se usa drenajes.

Si se trata de una lipomastia o una ginecomastia con acúmulo local de grasa es recomendable realizar una liposucción mamaria para corregir el defecto estético. Es igualmente un procedimiento sencillo realizado bajo anestesia general o sedación, con escasas complicaciones y con cicatrices casi imperceptibles, inferiores a 0,5 cm. Se debe usar faja pectoral las primeras 4-6 semanas, y no suele ser necesario el uso de drenajes. El dolor esperado es bajo o muy bajo.

Existen ocasiones en las que es necesario combinar ambas técnicas descritas.

El curso de la intervención

Tiempo estimado de quirófano suele oscilar desde 30 min hasta 90 min, se debe realizar en un quirófano y bajo anestesia general o sedación. La duración depende si es uni o bilateral, y si precisa o no liposucción.

Tras la cirugía el paciente es dado de alta el mismo día de la intervención. Dado que el posoperatorio es poco doloroso la baja laboral estimada depende del trabajo de cada persona. En casos de personas que no realizan ningún esfuerzo físico pueden incorporarse en un par de días en nuestra experiencia. Una vez finalizada la cirugía podemos considerar que es un tratamiento definitivo. Aunque pueden existir recidivas de la ginecomastia esto es muy poco frecuente y, en tal caso, habrá que pensar en algún hábito o condición que esté favoreciendo su reaparición, tales como toma de determinados fármacos o anabolizantes, o determinadas enfermedades endocrinológicas.

En casos con más actividad física laboral es conveniente esperar a la retirada de puntos en una semana al menos, y dependiendo de cada caso. Entre las consecuencias más esperadas de la intervención estarán pequeños hematomas que se reabsorberán solos, principalmente si se ha sometido a una liposucción.

Resultados

Los resultados de la cirugía los podrá observar desde el mismo día de la intervención, no obstante, en caso de liposucción no podemos hablar de resultados finales hasta pasados 4-6 meses. Durante el primer mes tras la liposucción será necesario usar una faja o banda que aporte presión uniforme al pecho para lograr una correcta retracción cutánea.

Complicaciones

Las complicaciones de la cirugía de ginecomastia hay que recalcar que son muy poco frecuentes en manos expertas. La más común son los hematomas y generalmente se absorben solos sin necesidad de ninguna actuación. La infección de las heridas, el sufrimiento vascular areolar y otras complicaciones son muy poco frecuentes. Para minimizar las complicaciones debe realizarse un correcto estudio del paciente, y realizar una adecuada técnica quirúrgica. En caso de alteraciones de la coagulación, inmunodepresión, u otras alteraciones sistémicas deberemos desaconsejar la cirugía hasta que sean corregidas. El tabaquismo es un hábito que puede aumentar el riesgo de complicaciones.

Resumen

Finalmente, podemos resumir que la cirugía de la ginecomastia es una intervención muy frecuente en el varón, poco agresiva, y con resultados muy buenos en manos experimentadas. El correcto diagnóstico es lo que marcará el tratamiento ideal que precisa cada paciente, no debiendo tratar a todos por igual.

Antes y después

 Cirugía de Mamas

CONTÁCTENOS